Data Storytelling
enfoque-data-driven-medicina

Data Storytelling: los datos ayudan a contar historias y a tomar decisiones

Nos encontramos viviendo una era en la que gran parte de la economía se basa en la poderosa combinación que han desarrollado la triada comunicación-tecnología-hiperconexión, lo que ha propiciado una cantidad de datos sin precedentes en la historia del mundo. Es debido a ello que disciplinas como la Ciencia de Datos y el Big Data vienen cobrando una mayor relevancia en la última década. Su incursión ha revolucionado prácticamente todas las industrias:

  • La del entretenimiento con Netflix, en donde su algoritmo ‘aprende’ lo que nos gusta ver, en qué horario, en qué parte ponemos pausa a nuestros programas favoritos; y con ello nos recomienda nuevos programas que nos puedan gustar, o desarrolla nuevos productos de contenido.
  • La del transporte con Uber, que ha logrado una combinación de tener conductores disponibles y un sistema de cobro que se basa en la demanda y en lo que los usuarios están dispuestos a pagar.
  • La de mercadeo con Amazon, una de las compañías más grandes del mundo, que basándose en una premisa de hace más de 50 años en la que David Ogilvy declara que su “arma secreta” es la respuesta directa, hace un trabajo sin igual de comunicación personalizada y escalable.

Las tres compañías mencionadas forman parte de una nueva generación, que existe en gran medida debido a la triada comunicación-tecnología-hiperconexión. Y posiblemente parecerán casos aislados e inalcanzables, pero no lo son.

¿Qué podemos aprender de esas compañías y poner en práctica sin importar el tamaño de nuestra compañía?

  1. Entender el valor de los datos. Los datos son el nuevo oro negro, son un activo de las empresas.
  2. Comenzar a revisar qué datos guardamos en nuestra compañía y cuáles deberíamos comenzar a guardar. ¿Están ordenados? ¿En dónde están alojados? ¿Están seguros? ¿Son datos reales y confiables? Si las respuestas a estas preguntas son más negativas que positivas o no lo sabemos, es un buen momento para comenzar.
  3. Analizar los datos con los que contamos. Seguramente en el inicio esos datos comenzarán a “hablarnos” y revelar cosas acerca del presente y del pasado de algún área de la compañía.
  4. Activar los datos. Si los datos se quedan guardados y no hacemos nada con ellos, se convertirán en un pasivo y un costo para la empresa. Es mejor activarlos y usarlos en nuestro beneficio, guiándonos siempre por la ética y las leyes.

En las etapas de analizar y activar datos comenzaremos a notar la imperiosa necesidad de traducir esos datos en historias. Llegará el momento en que se requiera ir a contarle a nuestros grupos de interés dentro y fuera de la compañía lo que hemos encontrado en los datos y para ello seguramente tendremos que apoyarnos de gráficas, elementos visuales y un lenguaje común dentro del negocio. Los tomadores de decisiones en las compañías pueden o no entender los tecnicismos estadísticos, informáticos y matemáticos, pero el lenguaje que sí entienden es el de negocio, así que el analista o científico de datos podría requerir desarrollar las competencias para hablar en el mismo código, o bien, tendría que trabajar en equipo con una persona o área que se convierta en el traductor de datos a insights de negocio. A través de este proceso, quienes toman decisiones en la empresa pueden comenzar a hacerlo de manera informada, así comienza el círculo virtuoso.

Recuerda que las historias basadas en datos son una gran responsabilidad y oportunidad para ser objetivos, para utilizar las palabras adecuadas y hasta para desarrollar un estilo que marque la diferencia en una compañía. Estamos pues, ante el desarrollo de nuevos perfiles profesionales: un científico de datos que tenga la capacidad para contar historias relevantes, o un narrador de historias que entienda de ciencia de datos.

Lo ideal al comenzar esta dinámica, es que poco a poco se vaya creando una cultura basada en la recolección, análisis y activación. Solo de esta manera una compañía podrá pasar de contar con una fotografía del presente y pasado, a comenzar a visualizar el bosquejo de su futuro, convirtiéndose así en una empresa Data Driven.

Si tu compañía se encuentra en este proceso de transformación digital y necesitas consultores que te acompañen en este camino, no dudes en contactarnos.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on email