El sector vulnerable
enfoque-data-driven-medicina

El sector vulnerable

Jorge despierta temprano. A su edad dormir por encima de 6 horas le parece cada vez más difícil. Se sirve un café al tiempo que prende la tablet que le regaló su nieto; breves minutos después comienza a hojear la sección digital financiera del New York Times; realiza el pago de sus impuestos en línea y se da tiempo para deambular por Amazon antes que su calendario le notifique de la videollamada que tendrá con su hijo en unos minutos.

Jorge, con 75 años, nunca pensó llegar a este punto. Para él, la tecnología era solamente mandar mensajes por Whatsapp; impensable era entonces realizar las tareas que actualmente logra, a tal grado que hoy día menciona “Mañana voy a empezar mis clases de cocina por internet” con una sonrisa en los labios.

La televisión, la radio, el anuncio en el navegador, las personas que le rodean y los altavoces de la ciudad donde viven todos lo mencionan. En todos los medios lo enfatizan y mandan el mismo mensaje: “Los adultos mayores son el grupo vulnerable en esta pandemia” no hay forma de negarlo.

La tecnología es clave para afrontar esta situación

Adicional al riesgo de contagio, la soledad en que está inmersa la mayoría de los adultos mayores es palpable. Puede detonar sentimientos de ansiedad, tristeza o depresión. Por esta razón es vital que tomemos medidas para acercarnos y permitir de alguna manera generar el sentimiento de “cercanía” y apoyo para nuestros seres queridos.

En un mundo ideal así es como funcionaría el esquema de “sostén” para el grupo de riesgo, pero analicemos un poco más allá de las necesidades emocionales del “sector vulnerable”. Pensemos en la oferta de productos,servicios y soluciones que deberían de ser útiles a este segmento de mercado desatendido, en crecimiento acelerado, listo para ser sorprendido y pendiente de todo aquello que se le pueda ofrecer. No obstante nadie ha entendido la justa medida y el cómo se debe ajustar el producto a las particularidades del segmento para un mayor adopción y en especial, que representen una ayuda sustancial. Veamos algunos ejemplos.

Asistentes de voz

Otorgan la sensación de compañía, tiene mucha utilidad al momento de realizar pequeñas tareas o consultas rápidas, sin embargo, para la mayoría de los adultos mayores no deja de ser una herramienta poco explotada y compleja. Un ejemplo claro de estos asistentes es la infaltable Siri en los modelos Iphone, misma que está desaprovechada ya que nadie les ha explicado a detalle los alcances que tiene y por ende no están familiarizados con esa tecnología.

Dispositivos y videollamadas

La señora Irma está muy contenta después de colgar la video llamada que tuvo con su hija después de no verla hace 7 años. Quedaron en “marcarse” cada mes, ya sea al celular o a la tableta para seguir en contacto, no obstante, calificó como “horrible” al proceso de adoptar las nuevas tecnologías para comunicarse con sus seres queridos y es que… no es para menos:

¿Dónde está el ícono que me dijeron que tenía que apretar? ¿Qué plataforma era en la que tenía que entrar? ¿Para empezar, qué es una plataforma? ¿Zoom, “Escaipe” o como se llamaba esa cosa?
Ya introduje una contraseña ¿Por qué me vuelve a pedir la clave?
¡Qué versión tan diferente es esta de la compu a la que tengo en el celular!
¿Otra vez mi correo? ¡Caray!
¿Qué número tenía que colocar? ¿Se han dado cuento de lo difícil que es encontrar los números o las letras minúsculas para escribir?

Simplificando lo anterior, debemos pensar en mejorar el UX de nuestros adultos mayores de tal forma que el “conectarse” al mundo digital sea lo más simple posible.

Redes sociales

Cada vez crece más el número de personas mayores que tienen una cuenta en Facebook pero siendo francos, ¿Alguna vez has visto publicidad en estos medios enfocada a este segmento? Trajes de época, modelos clásicos de autos, actividades para un pensionado en su tiempo libre. Es algo que en definitiva, no vemos anunciado en las plataformas y que evidentemente necesita ser difundido en este segmento.

Juegos y entretenimiento online

Vanguardia es un término subjetivo. Nuestro adulto mayor puede tener el iphone T-1000 última generación, algunos gadgets y bastantes juguetes y tener apenas mínimos conocimientos sobre tecnología e Internet. No es lo mismo bajar el juego de ajedrez para ganarle a la inteligencia artificial que conectarse y enfrentar a diferentes contrincantes en tiempo real por todo el mundo. El problema es que no existe nadie capaz de aconsejarle sobre aplicaciones y plataformas de entretenimiento, juegos o servicios de streaming, ni siquiera los fabricantes.

Incluso podemos ir más a detalle, según el informe anual de “La Sociedad de la Información”, los mayores de 65 se están convirtiendo en los nuevos millennials, con un aumento de su uso de internet del 11% y un crecimiento del uso de tablets del 219% en los últimos años. Sin embargo, escasamente encontramos datos en los marketplace de apps enfocadas a mayores de 60 años.

El sector vulnerable

Lo que ellos necesitan son marcas innovadoras, conscientes del impacto que tienen en la sociedad y además pacientes con el segmento al que se están enfocando, como son la siguientes marcas que merecen una estrellita:

  1. Prime Alert. Aplicación de alerta a través de GPS que avisa a familiares y médicos de dónde se encuentra la persona.
  2. Medisafe o Pillboxie. Aplicaciones que avisan cuándo se ha de tomar los medicamentos, además, informa a los familiares si lo ha hecho.
  3. Memory Trainer. APP gratuita que consta de ejercicios para fortalecer la mente. Hechos por profesionales de la psicología y la educación.
  4. BIG Launcher. Aplicación para personas con visión reducida. Los íconos y el teclado es mucho mayor.

La pandemia se ha convertido en un catalizador del crecimiento digital. La adopción por parte de un segmento de la población que originalmente no lo utilizaba, brinda crecimiento y oportunidades. Solo hay que recordar que es responsabilidad social de todos apoyar al grupo vulnerable y ofrecerle soluciones prácticas y útiles. No lo veamos como una oportunidad de venta sino en una estrategia a largo plazo para desarrollar tecnologías que proporcionen una mejoría en la calidad de vida del ser humano en esta etapa vulnerable.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on email